Shadow

 

Le voy a mi tierra

.

“Sembrando” llegó entre aplausos, acordes y cantos

“Sembrando” llegó entre aplausos, acordes y cantos

El domingo 28 de enero inició el nuevo ciclo de conciertos de "Le Voy a Mi Tierra" con el evento "Sembrando" en el auditorio de Ascardio y en esta oportunidad tuvimos el placer de tener al cuatrista valenciano Alís Cruces, quien deleitó a los asistentes con composiciones propias y otras insignes de la música venezolana, acompañado de músicos de Barquisimeto y del estado Carabobo.

El encuentro comenzó con la pieza Cuarto Camino, un tema inédito que realizó Cruces en julio del 2017 en la propuesta de cuatro solista para su participación en el Festival de Villavicencio en Colombia.

A lo largo de la presentación contó con el apoyo de Jaime "Coco" Morillo en el bajo, en las maracas Rafael Vásquez de Valencia y Javier Sojo en la percusión.

Se paseó por temas del género Onda Nueva, la gaita de "Güigüe" y La Bikina de Carlos Capacho para comenzar a llamar a tarima invitados muy especiales como Frank Tampoa, quien interpretó el tema Motivos del compositor Ítalo Pizzolante.

Posteriormente dio paso al merengue La Guabina tema con el que participó en el festival de la Siembra del Cuatro, una creación de uno de sus profesores en la estudiantina Carlota Fuentes, donde comenzó a formar su carrera musical.

Entre aplausos, agradecimientos y bajo la inspiración de Cheo Hurtado, el joven Alís registró en las cuerdas del cuatro un Pajarillo característico de las raíces venezolanas. Luego, en voz de Sojo y con el sonido magistral de la flauta transversa de Manuel Rojas como invitado, interpretaron Quinta Anauco, de Aldemaro Romero.

El escenario se llenó del ritmo particular de un calipso inédito del cuatrista, titulado "Odalis" en honor a su madre, que conjugado con el Píccolo de Rojas crearon un ambiente que contagió a los asistentes de mucha alegría.

Otro de los invitados que estuvo presente en esta primera edición de Le Voy a Mi Tierra en el 2018 fue el integrante del grupo Santoral David Araujo, quien prestó su voz para una amena interpretación de Media Luna Andina de César Prato.

La cita musical tuvo punto de cierre con piezas clásicas del sentir venezolano como Moliendo Café y Amalia Rosa que colmaron el espacio de cantos del público que se mostró complacido con las habilidades de esta joven promesa del cuatro en un evento sin precedentes.

Alís Cruces se mostró agradecido por el apoyo brindado en "Le Voy a Mi Tierra" y manifestó sus aspiraciones para que el proyecto crezca hasta alcanzar el ámbito nacional.

Los esperamos el domingo 25 de febrero con un nuevo encuentro musical para el disfrute de los barquisimetanos en Le Voy A Mi Tierra

Todos